ONCOLOGÍA

Mostrando el único resultado

Tratamiento oncológico y sequedad bucal

Toda medicación posee efectos adversos. Del mismo modo, llevar un tratamiento oncológico implica enfrentarse a sus consecuencias, afecciones que se reflejan en el organismo y en las emociones.

Una de las consecuencias de los procesos de quimioterapia es la xerostomía o sequedad bucal. Se manifiesta con la molesta sensación de salivación baja, ya que las glándulas salivales no producen la cantidad suficiente de saliva para mantener la humedad natural de la boca. Sin la salivación adecuada, acciones como masticar, tragar, saborear y hablar se vuelven muy difíciles.

Síntomas de la sequedad en la boca

  • Sensación de tener la boca pegajosa.
  • Sensación de ardor o dolor en la lengua.
  • Saliva espesa.
  • Sensación de aspereza y sequedad en la lengua.
  • Dificultad para masticar, tragar o hablar.

La sequedad bucal puede afectar la salud oral, ya que la saliva mantiene estable el equilibrio de la flora bacteriana en la boca: ayuda a ralentizar el desarrollo de microorganismos dañinos.

La saliva también ayuda a mantener la boca limpia de ácidos y residuos de alimentos que normalmente quedan después de comer. En este sentido, promueve la salud oral en tanto evita la aparición de enfermedades gingivales y caries dentales.

Causas de la sequedad en la boca

La quimioterapia o radioterapia deteriora las glándulas salivales. Por este motivo, provoca sequedad bucal y la saliva se vuelve muy espesa.

La buena noticia es que, este síntoma suele ser temporal. Mientras tanto, para paliar los efectos de la xerostomía existen los humectantes bucales en espray, que ayudan a mantener una correcta hidratación oral que dura de 1 a 3 horas.